domingo, 21 de septiembre de 2008

Teorías de Instrucción y Aprendizaje Vigentes en Venezuela

La Educación Superior en el siglo XXI como refiere la UNESCO, enfrenta nuevos retos que exigen necesarias transformaciones en la búsqueda de alternativas para el perfeccionamiento del proceso de enseñanza aprendizaje (PEA). Tenemos ante si la responsabilidad de formar estudiantes integrales comprometidos con el desarrollo social.

Una importante cualidad en las concepciones actuales de la universidad como institución social es la necesidad de lograr un profesional más creativo, independiente, preparado para asumir su autoeducación durante toda la vida, que sea capaz de mantenerse constantemente actualizado. Se trata además de estar preparado para trabajar en colectivo, en equipos multidisciplinarios, participando activamente en la construcción del conocimiento.

Otra nueva cualidad de la universidad de hoy la constituye el hecho de estar soportada por las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), las cuales introducen cambios significativos en el quehacer académico, donde el problema principal lo constituye la necesidad de cambiar el modo de pensar de los docentes de modo que asuman cabalmente estos conceptos y los incorporen de forma creadora en la transformación de los diferentes procesos.

Hoy en día, en la época del capital de conocimiento y de la creación de valor impulsada por la innovación, la información y las telecomunicaciones, de cara al tercer milenio, la economía del mundo anuncia un cambio fundamental: su soporte cada vez más se encuentra en el valor del conocimiento, la información y la innovación Castro, F. (2001).

Es por eso que es tan necesario el perfeccionamiento de los procesos educativos, teniendo en cuenta el contexto histórico social en que se desarrolla el proceso., lo cual trae como consecuencia una serie de transformaciones y cambios.
El docente deberá trazarse estrategias novedosas de aprendizaje, para el logro de sus objetivos, que integre las mismas con los otros medios tradicionales antes utilizados facilitando la labor formativa, la motivación, la generación de acciones que posibilite un aprendizaje centrado en el estudiante, esto implica un reto para el docente, el cual tiene que enseñar a aprender a aprender.

Una importante cualidad en las concepciones actuales de la universidad como institución social es la de formación integral, esto expresa la pretensión de centrar el quehacer de las universidades en la formación de valores en los profesionales de forma más plena dotándolos de cualidades de alto significado humano, capaces de comprender la necesidad de poner sus conocimientos al servicio de la sociedad, en lugar de utilizarlos solo en beneficio personal. Malagón, L. A. (2003).

Implica también la necesidad de lograr un profesional más creativo, independiente, preparado para asumir su autoeducación durante toda la vida, que sea capaz de mantenerse constantemente actualizado. Se trata además de estar preparado para trabajar en colectivo, en equipos multidisciplinarios, participando activamente en la construcción del conocimiento.

Para la formación de un profesional con estas características, se requiere de un constante perfeccionamiento de las asignaturas del Plan de Estudio de la carrera. Conocer los antecedentes de las mismas posibilita detectar el origen de los problemas y darle una correcta solución.
"El diseño y desarrollo de nuevos productos así como, su evaluación, son elementos claves en un diseñador. Esto deberá realizarse de forma rápida, efectiva y creadora en cada proyecto que se acometa”

Existen evidencias de que los principios derivados de teorías de aprendizaje y de instrucción cognitivista, constructivista, humanista, socio-cultural, minimalista, modelo motivacional, cognición situada, aprendizaje cognitivo, flexibilidad cognitiva, ambientes abiertos de aprendizaje, aprendizajes constructivistas, ambientes de aprendizaje constructivista, diseño instruccional y carga cognitiva, pueden ofrecer aportes valiosos para guiar de diferentes maneras el diseño de cursos uniersitarios, consecuentemente, es necesario que los diseñadores adquieran conocimientos de estas teorías, desarrollen una filosofía pedagógica y diseñen los cursos de una manera consistente.

La utilidad de las teorías analizadas y de cualquier otra teoría dependerá enormemente de los valores del diseñador instruccional, los cuales guían sus juicios sobre la resolución de un problema con una u otra teoría. Sin embargo, no hay que confundirse y creer que el problema está sólo en la selección de la teoría o en el seguimiento de unos lineamientos para diseñar y, lo que es peor, pensar que estos determinarán la calidad instruccional. Las teorías son simples medios para alcanzar fines y existen otros elementos importantes que no se pueden pasar por alto como las condiciones locales y la cultura en que se produce el problema real, las cuales deben ser consideradas al diseñar. Esto quiere decir que el diseñador debe estar comprometido con la atención a la diversidad y a las necesidades de la gente, y dispuesto al diálogo democrático con su comunidad; quiere decir, también, que la idea no es que se ate a una teoría o modelo que lo encierre en estrategias y perspectivas, ya que la calidad del diseño tiene más que ver con interrelaciones, contextos y situaciones, al igual que con el método (Wilson, 1999).

Al sumar las características correspondientes al crecimiento exponencial de los estudiantes, la situación presupuestaria y el carácter experimental, el rendimiento de la educación superior en términos de estudiantes graduados a tiempo, ante la responsabilidad de atender la demanda de la matricula, es perentorio diseñar nuevas alternativas de enseñanza y poner en práctica innovaciones educativas que se caractericen por la flexibilidad espacio-temporales, en estrategias de aprendizaje y el uso de medios instruccionales adecuados a las características de los nuevos tiempos y a la población.

En este sentido, se hace necesario plantear lo que es la instrucción y el aprendizaje, ya que nos permite evidenciar la importancia que juegan las estrategias de aprendizaje y medios instruccionales en el proceso educativo.
Según Dorrego y García (1990) “la instrucción es un proceso mediante el cual se
orienta el aprendizaje de un individuo, tomando en cuenta los resultados obtenidos de dicho aprendizaje (p. 62) Según Woolfolk (1990) aprendizaje “es un cambio interno en la persona- la formación de asociaciones nuevas- o el potencial para dar respuestas nuevas, produciendo un cambio relativamente permanente en las capacidades del individuo que aprende” (p. 175).

Estos dos procesos se deben planificar con mucho cuidado para poder lograr los objetivos del proceso enseñanza-aprendizaje y en ellos juegan un papel muy importante las estrategias y medios instruccionales, tal como lo señala West, Farmery Wolf (1991, c.p. Córdoba, Borrego, Polo, Carvajal y Paredes, 1996) en la definición que hace de diseño instruccional:
“El diseño instruccional constituye una planificación estructurada del proceso de enseñanza-aprendizaje y de los medios empleados para el desarrollo de dicho proceso, con la finalidad de asegurar el logro de los aprendizajes a través del establecimiento de las estrategias, secuencias, materiales y medios más adecuados para lograr la activación de las estructuras internas que permitan al alumno la construcción de los aprendizajes”. (p 1)

Por lo antes expuesto, los materiales y medios instruccionales deben ser planificados y probados tomando en cuenta las características de la población a la cual van dirigidos y de los recursos con los que se dispone.

Actualmente, con el avance de las nuevas tecnologías de información, las estrategias y medios instruccionales han tenido que renovarse. El uso de la computadora, el incremento de las telecomunicaciones y la internet han permitido que el docente se avoque a la construcción y diseño de estrategias para que sus alumnos aprendan por si mismos, convirtiéndose en mediador del aprendizaje. De este modo, nacen los videos, los cursos en línea a través de internet, las conferencias o diálogos electrónicos y los tutoriales en formato de disco compacto que actúan de modo influyente en el alumno y lo apoyan en el proceso de autoaprendizaje.

En este sentido, se hace necesario el diseño de medios alternos a la enseñanza tradicional. Nos estamos desarrollando en una sociedad que va incorporando las nuevas tecnologías de la información de forma creciente. Esto sin duda da lugar a sistemas alternativos de aprendizaje que crearán nuevos retos y oportunidades para la formación.

Las teorías de aprendizaje y las instruccionales constituyen la plataforma fundamental que permite desarrollar cualquier esfuerzo para mejorar el proceso de enseñanza aprendizaje; según R. Gagné (1987), las teorías del aprendizaje son las encargadas de interpretar como ocurre el proceso de aprendizaje desde una perspectiva interna del individuo que aprende, en términos de lo que ocurre y como se promueve. Por otra parte, las teorías instruccionales se encargan de prescribir lo que debe ser enseñado y como debe hacerse para que el aprendiz alcance los logros preestablecidos dentro de una situación real. Estas últimas orientan la provisión de prescripciones para facilitar el aprendizaje.

De acuerdo a lo anterior, se hace necesario hacer una revisión y un análisis de las distintas teorías, ya que en la actualidad se evidencian posiciones bastante diferenciadas donde se le otorga un carácter descriptivo a las teorías de aprendizaje y un carácter prescriptivo a las teorías instruccionales. Con relación a este punto, Draegert, Izaguirre y Martínez (1994) afirman que las teorías de aprendizaje son las que proporcionan cómo se lleva a cabo el proceso de aprendizaje y las segundas representan la organización del proceso de enseñanza.
Ausubel hace referencia a los aspectos conceptuales y al ámbito de cada una de las teorías; afirmando que en las teorías de aprendizaje se concibe el desarrollo del proceso en términos de lo que ocurre en el sujeto que aprende mientras que en las teorías instruccionales se desarrollan y proporcionan los elementos que inciden en la consecución del conocimiento.

En líneas generales las teorías de aprendizaje podrían considerarse la plataforma del proceso enseñanza-aprendizaje, mientras que las segundas materializan dicho sustrato a través del diseño y desarrollo de la instrucción.

Draegert, Izaguirre y Martinez (1994), establecen una relación entre ambas teorías, la cual se resume asi:

TEORIAS DE APRENDIZAJE
• Estudian los eventos internos que ocurren en el sujeto que aprende.
• Se derivan del estudio de las variables psicológicas del aprendizaje.
• Describen el proceso de aprendizaje.
• Son las que le permiten determinar al diseño instruccional el tipo de aprendizaje que se obtendrá.

TEORIAS INSTRUCCIONALES
• Estudian los diferentes elementos que norman el proceso de enseñanza aprendizaje.
• Se derivan de las teorías de aprendizaje.
• Planifican el proceso de enseñanza aprendizaje.
• Son la base teórica para la elaboración del diseño instruccional.